Blog

La fiebre y otros mecanismos defensivos

¿Cuál es la temperatura normal del ser humano? De 36 a 37.5ºC.

¿Por qué está dada? Por el equilibrio entre producción y pérdida de calor. ¡Estamos vivos!

¿En qué parte se puede medir? En cualquier parte, a nivel rectal es 0.5ºC mayor.

¿Qué es la fiebre? En un fenómeno patológico o anormal, caracterizado por la elevación de la temperatura corporal secundario a una agresión sobre los tejidos del cuerpo.

¿En quiénes es más frecuente? En niños, responder más rápido ante una agresión.

¿Por qué se presenta la fiebre? Porque es una forma de activar el sistema inmunológico a través de infecciones, siendo las virales las más frecuentes en los niños.

¿Cuál es el significado evolutivo de la fiebre? Nos ha permitido tener un mecanismo de defensas efectivo contra agresiones externas.

¿Desde cuándo se conoce? Desde hace 5000 años, entre los egipcios.

Año 3000 a.C – 1700 d.C.: La fiebre es benéfica: Sabido entre antiguas civilizaciones, sobretodo la griega.



Se le consideraba nociva (1700 a 1960) en la medicina de la Edad Media, en período temprano del Renacimiento, por estudios de Boerhaave, Claude Bernard y Osler. Desde los últimos 30 años se le considera benéfica.

Herón de Alejandría en el siglo II a.C inventó el termoscopio, reinventado después por Galileo Galilei (1564-1642) a fines del siglo XVI, y después por Santorio Sanctorius (1561-1636) en 1592.

El físico polaco, Gabriel Fahrenheit, inventó el termómetro de mercurio en 1714, utilizando sal, agua y hielo (punto de congelación 32ºF y de ebullición 212ºF). El sueco Anders Celsius (1701-1744) estableció la escala centígrada en 1742.

¿Es benéfica o perjudicial? Desde la época de Hipócrates (siglo V a.C) se ha considerado una respuesta natural, normal, benéfica. Hay médicos que la han considerado como una respuesta dañina.

Mitos sobre la fiebre:


• Es una mala respuesta

• Si está muy alta es más grave.

• Le puede producir meningitis. • Hay que combatirla, es mala.

• Puede producir convulsiones.

 

¿Para qué sirve?


La fiebre puede afectar a microorganismos infectantes, incrementar las defensas del huésped, obligar al paciente a reposar y a buscar ayuda médica, le hace saber que algo anormal pasa en él.


Efectos de la temperatura elevada sobre los microorganismos:

Bacterias En 1894 se reconoció que la temperatura era determinante en la tasa de crecimiento bacteriano.

En 1917 Wagner von Jauregg inyectó sangre infectada con paludismo a pacientes enfermos de sífilis.

Se usó la fiebre terapéutica para pacientes con asma, artritis reumatoidea y neoplasias.

Virus Lwoff demostró que la tasa de replicación del virus de la polio a 37ºC es 250 veces mayor que a 40ºC y sugirió junto con otros investigadores que la fiebre es un mecanismo de defensa del huésped contra la infección viral.


Hongos y parásitos Varios hongos incluyendo los mucocutáneos y los de muchas micosis sistémicas y parásitos, como la Leishmania brasiliensis infectan al ser humano en las regiones más frías del cuerpo, como la porción distal de las extremidades y el cartílago nasal. Estudios in vitro indican que el incremento de la temperatura disminuye el crecimiento de los hongos.


Se sabe que le temperatura elevada induce los siguientes efectos:


1. La movilidad de las células polimorfonucleares (PMN) humanas aumenta significativamente con una temperatura de 42ºC.

2. Una vez que los PMN migran a la región inflamada la temperatura local elevada favorece su permanencia en ese sitio.

3. La fagocitosis y la destrucción de bacterias efectuadas por los leucocitos se potencian a 40ºC comparada con 37ºC.

4. La fiebre moderada ejerce un efecto adverso global sobre el desarrollo de bacterias, de algunos tumores y también en la replicación de los virus. La fiebre es un proceso fisiológico bien regulado por el centro termorregulador hipotalámico que previene una elevación que exceda de 42ºC.


Kluger y colaboradores. En 1975 publicaron en la revista Sciencie (vol. 188: 166-8) los efectos benéficos de la fiebre, y que ayuda a sobrevivir cuando se tienen infecciones. Con frecuencia la fiebre es benigna y autolimitada, causada principalmente por infección viral de las vías respiratorias altas.

 

SE SABE QUE:


• La fiebre disminuye el crecimiento de bacterias, virus y hongos, aumenta la movilidad de los glóbulos blancos polimorfonucleares; estos migran al sitio de la infección y permanecen ahí por efecto de la temperatura elevada, aumenta la movilidad de monocitos y macrófagos e incrementa la transformación de linfocitos.

• La tasa de crecimiento bacteriano en meningitis experimental, causada por Streptococcus Pneumoniae. Se demostró que con fiebre elevada se reducía significativamente.

• Lo mismo que gramnegativos como la Salmonella Typhi fueron más susceptibles a los efectos bactericidas del suero normal, cuando se cultivaron a temperatura mayor de 37°C.

• Los posibles mecanismos del efecto de
la temperatura elevada sobre bacterias incluyen inhibición de la síntesis de proteínas, mayor descomposición de ácido ribonucleico (Rna) e inactivación de enzimas sensibles a temperatura.

• Los valores normales de la temperatura bucal oscilan entre 35 y 37.8°C durante el día, con un mínimo durante la mañana y un máximo temprano en la noche.

• EN PERIODOS DE INACTIVIDAD HAY DISMINUCIÓN CONTROLADA DE LA
TEMPERATURA CENTRAL, 1°C MÁS BAJA EN LA NOCHE, Y POR ELLO HAY MARCADA DISMINUCIÓN DEL METABOLISMO BASAL.


• La fiebre aumenta 13% por cada grado en promedio de la temperatura corporal y necesita ser compensado por mayor ingesta de comida. Si la temperatura corporal baja de 23°C se pierde la regulacion de la perdida de calor por depresion de controles neurales. Ést o está cerca del límite letal de temperatura baja, y el de la alta está en 43°C. En ambos casos el fallecimiento se da por falla cardiaca.
La PÉRDIDA DE CALOR se da por: (1) Radiación. (2) Evaporación de sudor, transpiración insensible. (3) El calentamiento y humedificación del aire inspirado. (4) La emisión de orina y evacuaciones.


• Hay una respuesta de fase aguda (vertebrados y algunos invertebrados), que incluye: cambio de conducta, pérdida del apetito, cansancio, dolores musculares, insomnio, fatiga mental y alteraciones fisiológicas e inmunologicas:

     o Disminución de las concentraciones de hierro, zinc y cobre en plasma.

    o Neutrofilia y síntesis de un gran número de proteínas de fase aguda (haptoglobina, proteina C reactiva, fibrinógeno).


CAUSAS DE LA FIEBRE:


40% de casos de fiebre debida a infecciones. 15% enfermedades de la colágena. 7% neoplasias. 4% enfermedades inflamatorias del intestino. 12% no diagnosticada.
• La fiebre es autolimitada.

• Los patrones característicos de la fiebre son de utilidad en el diagnóstico.

• Los antipiréticos no previenen las convulsioens durante la fiebre.

• La fiebre promueve el reposo, los antipiréticos pueden promover que haya actividad y evitan el efecto benéfico de ésta.

• Los antipiréticos interfieren con los mecanismos defensivos que se llevan a cabo durante la fiebre y ocultan la evolución del proceso.
¿QUÉ DEBEMOS OBSERVAR SI ALGUIEN TIENE FIEBRE? Características que nos ayudan a saber cómo está sufriendo particularmente el que tiene la fiebre:
• ¿Con qué estado mental se acompaña?

• ¿En qué parte del día se presenta la fiebre?

• ¿Qué partes del cuerpo afecta?

• ¿Influye en ella el aire libre? ¿Cómo?

• ¿Alterna con temblores, escalofríos, sudoración?

• ¿Es continua, intermitente, cotidiana, terciana, cuartana?

• ¿El paciente desea cubrirse, tiene frío, quiere destaparse, tiene calor o frío?

• ¿Se acompaña de sed, deseos de líquidos o leche, a qué temperatura se deben dar éstos?

• ¿Qué la mejora y qué la agrava?


CONCLUSIONES SOBRE LA FIEBRE:

• La fiebre es un mecanismo natural de defensa, que protege y activa protección contra daños.

• Fiebres bajas son benéficas.

• Fiebres inferiores a 41ºC no son peligrosas.

• La fiebre no se eleva de manera inexorable.

• Existe un termostato interno que impide que la temperatura siga elevándose en forma indefinida.

• No se deben tratar las variaciones diurnas normales de temperatura.

• Los remedios bajan la fiebre entre 2 y 3°C en promedio y no es necesario que la temperatura llegue a lo normal.

• El paciente puede hacer su vida normal.

• La fiebre es un mecanismo de defensa y por ende no debe ser suprimida.


Dr. Manuel Eduardo Jaime Calderón

Médico Peditra y Médico Homeópata

Presidente Mazaryk 134-201 Polanco

Tel. 5203 1339 cel. 55 5403 8347 correo: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo. 

 

logo

 

PLANTEL ÚNICO

Dirección

Aguascalientes # 190, Col. Hipódromo

Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06100

Teléfono

Ciudad de México

(0155) 5564 6240

(0155) 5574 6537

info@mdlc.com.mx