Blog

Aprender a leer

(Por Loren Garibi)

El aprendizaje que más disfruté en mi escuela fue el aprender a leer, y sigue siendo algo que me encanta hacer. Hace tiempo entró muy entusiasmado un pequeño de Casa de los Niños a la oficina de Carmen exclamando: ¡Ya sé leer! Solo quería compartir con nosotras su nueva conquista. Cuando nuestros chicos de Comunidad Infantil vienen a la Biblioteca entran contentos, escogen un libro, les gusta que se los lean, otros prefieren hojearlos y los miran con atención, aprenden a guardarlos, a tomarlos uno a uno. Cuando su tiempo se acaba se despiden contentos diciendo adiós con la mano.


La palabra es para los seres humanos una característica que despierta el interés temprano. Observamos en nuestros más pequeños cómo fijan su atención en nuestros labios y emiten sonidos mirándonos fijamente. Comunicarse con su familia es notoriamente importante para ellos. Algunos les hablamos, cantamos o ponemos música desde antes de que nazcan.


Platicar con ellos de lo que vamos haciendo al cambiarlos, bañarlos y vestirlos, los hace sentir bien, y se sabe que les ayuda, con su mente absorbente en la obtención de un vocabulario temprano; nos hace sentir comunicados e importantes.


En la Biblioteca de Culiacán no hay demasiados libros, cuidamos que los que hay sean fáciles de manipular, que estén en buen estado y que puedan ver las portadas para escoger. Hay lugar para sentarse con comodidad; incluido el tapete, hay un sillón, un sofá, una esquina con una mesa y una silla para aislarse un poquito cuando lo deseen. Hay pocas reglas, las que hay son comunes a los otros espacios a los que van.


Cuidar los libros, regresarlos a su lugar y respetar a los compañeros tiene que ver con el orden, gracia y cortesía; buscan facilitar el bienestar y los aprendizajes de todos.
Es lindo que en las escuelas Montessori la mezcla de edades favorezca el desarrollo del lenguaje. Se sabe que los padres son los principales maestros de la comunicación, y más aun si les leen libros sencillos, con ilustraciones fotográficas, o muy bellas y reconocibles de lo que van descubriendo en el entorno cotidiano. Al leerles enriquecen su vocabulario con palabras nuevas que no usamos en el lenguaje diario.


Tal como lo demuestran los especialistas que realizan investigaciones de seguimiento, está comprobado que leerles diariamente desde que nacen, no solo favorece el enriquecimiento de su vocabulario, sino también una mejor redacción cuando llegan al periodo de empezar a escribir, que en muchos perdurará aun a nivel universitario.


Los libros favoritos de nuestros pequeños son sobre la vida, la familia, la naturaleza, los animales y los sentimientos; les gustan los libros con sorpresas y los que los hacen reir.  

A los muy pequeños podemos hacerles libritos especiales con fotos de la familia, de sus objetos personales y lugares favoritos.


Nuestros pequeños exploradores disfrutan lo que está a su alrededor. No presentamos libros de fantasía, sabemos que ya hay demasiada alrededor de ellos en el mundo de hoy, pero ellos están descubriendo y aprecian en verdad lo real, las hojas, las piedritas, las flores, las mariposas, lo real. Son exploradores y aun no distinguen la realidad de algunas situaciones de la fantasía. Más tarde estarán listos para distinguir la diferencia, conforme el desarrollo de la imaginación les permita distinguir con claridad entre lo que es real y lo que no lo es; se harán más creativos y podrán ir cambiando el mundo. Seguir al niño nos permite descubrir ese momento. 

 


Un regalo que les queremos ofrecer en nuestras Bibliotecas de Montessori de la Condesa es enamorarse de los libros y de la lectura. Se los deseamos de todo corazón. Tendrán el mundo en sus manos.

Por eso desde Comunidad pueden empezar a llevarse a casa alguno de nuestros libros.

Consulten con sus guías. Los esperamos.

 

logo

 

PLANTEL ÚNICO

Dirección

Aguascalientes # 190, Col. Hipódromo

Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06100

Teléfono

Ciudad de México

(0155) 5564 6240

(0155) 5574 6537

info@mdlc.com.mx