Blog

La importancia del contacto amoroso

(Por Loren Garibi)

Muchos de ustedes han estado planeando un gran paso para sus hijos al visitar Montessori de la Condesa, conocer sus orígenes, saber qué les ofrecemos a sus hijos, cómo nos preparamos los que trabajamos aquí para ellos, y qué entendemos por un ambiente especialmente preparado para cada nivel, según sus necesidades.

Sabemos que ustedes son las personas que más los aman y las más importantes para ellos. Nosotros como guías y asistentes nos proponemos educar con amor y respeto, quitando obstáculos para que sus hijos de uno a tres, de tres a seis, de seis a nueve y de nueve a doce, puedan desarrollar todas sus capacidades.

Nuestra herramienta principal es la capacidad de observar. Atendemos a las formas en que cada recién llegado se comunica con nosotros; nos interesa responder a sus necesidades de la mejor manera.

En el nivel de uno a tres, al entrar, aún no saben hablar del todo; cuando inician su etapa de adaptación muchos solo pueden expresar con llanto las emociones que los invaden interiormente. En Montessori consideramos el permiso para llorar como una parte necesaria para lograr la adaptación . Tratamos de considerar su llanto como una conversación aceptada que en ese momento puede ser su única vía para transmitir sus sentimientos. Estar junto a él o ella en forma no invasiva, le ayuda a tranquilizarse. El llanto puede recurrir a diferentes tonos para comunicarse. Si llora fuera de control le ayuda a que la guía, como adulto amable, se quede cerca de él o ella, dejándole expresarse, y cuando se haya tranquilizado, hablarle, respetando lo que siente. Si logra decir la palabra mamá o papá, mostrarle que le entendiste y lo aceptas, y decirle en forma tranquila: “mamá vendrá a recogerte más tarde”. La mayoría capta lo que quieres expresarles. Suelen acercarse más veces buscando que digas con tranquilidad “mamá va a venir a recogerte”, mostrando tu dedo y diciendo “a la una”.

Ayuda el descubrir el ambiente alrededor, que les permite darse cuenta del contacto amoroso que se les ofrece a todos. Montessori implica un espacio de libertad, en el que se saben protegidos. Pueden recorrer el ambiente con tranquilidad, poco a poco lo apreciarán más.

Lo que más les ayuda es el ambiente tranquilo, y el que la guía le muestre un trabajo atractivo que le interese, sin que nadie lo apresure o lo interrumpa.

 

logo

 

PLANTEL ÚNICO

Dirección

Aguascalientes # 190, Col. Hipódromo

Delegación Cuauhtémoc, C.P. 06100

Teléfono

Ciudad de México

(0155) 5564 6240

(0155) 5574 6537

info@mdlc.com.mx